SNTP dio recomendaciones a periodistas para ejercer durante la cuarentena

El Sindicato Nacional de Trabajadores para la Prensa (Sntp) en medio de la pandemia de Coronavirus y tras su llegada a Venezuela, emitió una serie de recomendaciones para que los periodistas resguarden su salud mientras siguen cumpliendo su labor de informar.
Las recomendaciones por parte de la entidad son las siguientes:
1. Es importante comprender que el ejercicio del periodismo en estos tiempos de coronavirus requiere adaptaciones en la práctica que contribuyan con la protección física y emocional necesaria para el periodista ante el contagio del virus. Se trata del Resguardo de su integridad personal y salud emocional.
2. El periodista al tomar conciencia de otras funciones de su ejercicio como educar, investigar y formar opinión, potencia otras maneras útiles de cumplir con su labor y colaborar con la salud mental de la población, favoreciendo su autocuidado.
3. El ejercicio del periodismo en estos contextos de “desastres sociorganizativos” implica un gran desafío: Ser un comunicador que tranquilice a través de la información veraz y sustentada en el conocimiento científico y sensatez.
4. Ser una “buena fuente y agente de contención” le permite al periodista manejar con calma y sensatez el miedo al contagio, al desarrollo de la enfermedad y la ansiedad de muerte que, como mecanismos humanos de respuesta genuinos, funcionan como protectores ante el estrés que genera la realidad adversa que se vive en estos contextos complejos y críticos.
5. El comunicador social como intérprete de la realidad debe ser responsable y estar atento a las emociones que le genera su ejercicio en contextos adversos, lo cual exige socializar con otros (referentes cercanos) sus experiencias y así no reprimir su expresión emocional ante lo vivido. Se trata de evitar su desgaste emocional.
6. El Periodista responsable consigo mismo podrá serlo con su audiencia. Su información será valorada no solo por oportuna y cierta, sino también por su carácter asertivo y protector. De esta manera combate la incertidumbre y el caos que se genera contribuyendo a evitar el pánico ante la necesidad individual y social de reorganización.
7. El periodista en su labor profesional debe protegerse de conductas de riesgo que lo expongan a situaciones que escapan a su control. Debe prevalecer la utilidad de la información a transmitir para el desarrollo de matrices de opinión que faciliten el seguimiento de instrucciones y recomendaciones de especialistas que favorezcan conductas de resguardo individual y colectivo.
8. Desde las buenas prácticas profesionales ante este estado de desorganización social, favorecer la cobertura de iniciativas sociales y comunitarias que apoyen a las personas más vulnerables, estimula conductas sociales orientadas hacia el autocuidado y el desarrollo de la Esperanza como cualidad resiliente tanto en lo individual como colectivo.

Publicar un comentario

0 Comentarios