Seis galenos chinos murieron y 1.716 están infectados por el coronavirus de Wuhan

si pensaron que el personal médico chino estaría exento de contraer el coronavirus de Wuhan, pues hace más de dos semanas se comprobó que no es así, luego que se diera a conocer la muerte de uno de los especialistas de la salud, que en principio, había alertado sobre la aparición del ahora recrudeciente patógeno, pero su acción fue reprimida y amonestada por las autoridades policiales.
De allí, el gobierno chino no sólo lamentó la pérdida del oftalmólogo y se disculpó por haberlo difamado, sino que también informó este viernes sobre la muerte de otros seis profesionales de la salud, entre los casi 1.400 fallecidos, por el contagio del virus de Covid-19.
Con esto, queda más que demostrado el riesgo que se corre en los hospitales desbordados del gigante asiático. Pues además de eso, unos 1.716 galenos, entre médicos y enfermeras que trabajan en contacto con los pacientes, se sumaron a los aproxidamente 64.000 infectados por la nueva cepa, según la Comisión Nacional de Salud china.
La mayor parte de estos especialistas (1.102), se encuentran en los hospitales donde esta la cuna de la epidemia, es decir, donde se originó, que fue en la ciudad de Wuhan, capital de la provincia de Hubei (centro).
Aunque el gobierno chino se esfuerza en distribuir equipos de protección en los centros de salud de Wuhan, hay muchos de los especialistas que han tratado a sus pacientes sin las mascarillas o trajes de protección adecuados, inclusive, han utilizado varias veces el mismo equipo, cuando debeían cambiarlo con regularidad.
La mañana de este viernes 14 febrero, las autoridades chinas informaron sobre unos 121 nuevos decesos en el país, elevando el número de muertos a 1.380.

“Sin demoras”
El 99,9 por ciento de las muertes en el mundo por el coronavirus se concentra en China Continental. El resto del porcentaje, están en Japón, Filipinas y Hong Kong, una muerte por nación, según informaron las autoridades en su momento.
Entre tanto, Estados Unidos cambio su postura el pasado jueves, tras haber felicitado, inicialmente, a Pekín por su “trabajo muy profesional” ante la epidemia. Larry Kudlow, un alto funcionario de la Casa Blanca, dijo que “estamos un poco decepcionados porque no hemos sido invitados a sumarnos y también por la falta de transparencia de parte de los chinos”.
“No nos dejan. No sé cuáles son sus motivos”, comentó, al lamentar que el gobierno de Pekín rechazara las insistentes propuestas de Washington de enviar expertos estadounidenses a China.
Un vocero del ministerio chino de Relaciones Exteriores, Geng Shuang, que fue consultado en relación a este tema, subrayó este viernes que Pekín ha demostrado “transparencia” con la comunidad internacional desde el inicio de la epidemia.
“China siempre ha considerado de manera positiva y abierta una cooperación con Estados Unidos”, indicó, agregando que los servicios de salud de ambos países mantienen una comunicación estrecha e intercambian “sin demoras” sus informaciones desde el inicio de la crisis sanitaria.
Agencias

Publicar un comentario

0 Comentarios