Denuncian a Primero Justicia por expulsar a tres de sus miembros

Una denuncia fue interpuesta ante el Tribunal Supremo de Justicia, por el diputado opositor de la Asamblea Nacional (AN), José Brito, en contra del partido Primero Justicia, tras ser expulsado de la sede junto a los miembros de la nueva directiva del parlamento, Conrado Pérez y Luis Parra.
“No hubo ninguna justificación ni un sustento para que la dirigencia de este partido nos sacara de la institución”, dijo durante una rueda de prensa frente a la sede del TSJ.
Agregó que «hemos acudido ante la Sala Constitucional del TSJ para solicitar la restitución de nuestras garantías como militantes de PJ, en virtud de que de forma violenta, ilegal e inconstitucional fuimos expulsados de esta organización, sin haber privado una acción que tuviese que ver con un tribunal que se constituyera y una investigación. Se nos violó el debido proceso, el derecho a la defensa y la presunción de la inocencia».
Brito señaló que además de solicitar al TSJ que se revierta su expulsión de la tolda amarilla, pedirá que obliguen al partido la renovación de sus autoridades mediante unas elecciones internas “transparentes”, pues sentenció que la actual directiva «se puso de espalda al país, se puso del lado de los que no les importa Venezuela. Esta organización PJ no puede hablar de democracia si no tiene democracia interna».
«Con conciencia clara y liviana, que aquí muera lo que tenga que morir y nazca lo que tenga que nacer», dijo luego de asegurar que la militancia que lo acompaña no serán los sepultureros de PJ, sino los que saquen al partido adelante, por ello, dieron este paso de denunciar ante el TSJ las irregularidades del partido.
«No aceptamos el chantaje de un lado o del otro, el detalle es que nosotros no somos chantajeables, de denunciantes pasamos a denunciados, quisieron callar esta rebelión y prendieron una llama del cambio. Yo no sabía que las sanciones eran para callar a la disidencia», agregó el diputado, en referencia a las sanciones del gobierno estadounidense en contra de su persona y de la directiva del Parlamento.
Al ser cuestionado sobre el acta del quórum de la sesión del 5 de enero, acusó al diputado Stalin González de robársela, y agregó que «a confesión de partes relevo de pruebas».
«San Julio Borges cree que estamos en los tiempos de inquisición. Pretendieron dañarnos en lo moral, porque ellos pretendían que quebraban la rebelión. Debe haber una legítima defensa y la presunción de la inocencia»enfatizó.
Agencias
+58 0412 - 1187107 +58 0291- 2060272

Publicar un comentario

0 Comentarios