ANC rechaza acciones injerencistas del Parlamento Europeo

La Asamblea Nacional Constituyente rechazó este jueves la nueva acción injerencista del Parlamento Europeo, que manifestó su respaldo al diputado Juan Guaidó y a los hechos violentos que promueve desde el pasado 5 de enero, tras la elección de una nueva junta directiva de la Asamblea Nacional, instancia que se encuentra en desacato desde 2016.
Mediante un comunicado, la ANC, además, calificó estas acciones como violación al derecho internacional y a la autodeterminación del pueblo venezolano.
«Esta Asamblea Nacional Constituyente está en el deber y tiene el mandato del Pueblo venezolano para elevar su voz ante los Pueblos libres del mundo denunciando esta nueva afrenta y maniobra contra la paz y estabilidad de una patria que se ganó su libertad con el glorioso y heroico sacrificio de todo un Pueblo, encabezado por el liderazgo antiimperialista y la entrega libertaria de nuestro Padre Libertador Simón Bolívar», reza parte del comunicado.
A continuación el texto íntegro: 
La Asamblea Nacional Constituyente, en ejercicio de su poder originario emanado del mandato conferido por el Pueblo de Venezuela el 30 de julio de 2017 en elecciones democráticas, libres, universales, directas y secretas, de conformidad con lo previsto en los artículos 347, 348 y 349 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y las Normas para Garantizar el Pleno Funcionamiento Institucional de la Asamblea Nacional Constituyente en Armonía con los Poderes Públicos Constituidos, dictadas por este órgano soberano y publicadas en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nro. 6.323, Extraordinario. 
Ante la ofensiva, inmoral e injerencista decisión del Parlamento Europeo de continuar el proceso de agresión sistemática, fascista y antidemocrática en contra de la Instituciones Independientes, Libres y Democráticas de la República Bolivariana de Venezuela, con el manifiesto objetivo de desestabilizar nuestra Nación y generar un estado de guerra con catastróficas consecuencias para los venezolanos y venezolanas, así como para los Pueblos del continente; esta Asamblea Nacional Constituyente está en el deber y tiene el mandato del Pueblo venezolano para elevar su voz ante los Pueblos libres del mundo denunciando esta nueva afrenta y maniobra contra la paz y estabilidad de una patria que se ganó su libertad con el glorioso y heroico sacrificio de todo un Pueblo, encabezado por el liderazgo antiimperialista y la entrega libertaria de nuestro Padre Libertador SIMÓN BOLÍVAR. 
La inmoral posición del Parlamento Europeo, violatoria del derecho internacional, así como de la autodeterminación democrática del Pueblo venezolano quien en elecciones libres, universales, directas y secretas en estos veinte años de proceso político ha desarrollado un conjunto de transformaciones tendientes al bienestar presente y futuro de los venezolanos y venezolanas, demostrado hasta en veinticinco proceso electorales; no es más que la confirmación de su pretendida y fracasada disposición de imponer una dictadura fascista en la República Bolivariana de Venezuela, cuyo único propósito sea estar al servicio de sus bastardos intereses. 
No resulta extraño para esta Asamblea Nacional Constituyente que las instituciones europeas, lejos de colocarse al servicio de los desafíos y reclamos acuciantes de sus pueblos, cada vez más hastiados del modelo neoliberal que descarta a las grandes mayorías nacionales, se pongan a la cola de los intereses de la élite supremacista, rascista y fascista estadounidense para imponer la doctrina Monroe en un continente latinoamericano cuyos Pueblos y su indeclinable voluntad libertaria, independiente, pacífica y democrática, han sido capaces de enfrentarles y derrotarles en todos los campos de la política. 
Desde esta Asamblea Nacional Constituyente, Poder Plenipotenciario de la Nación y garante de la paz y la estabilidad en la República Bolivariana de Venezuela, rechazamos en todos sus términos la inmoral e ilegal decisión del Parlamento Europeo de pretender con sus manos colonizadoras e injerencistas regir el futuro de una Nación Libre y democrática, a través de inexistentes y virtuales figuras usurpadoras y pseudo institucionales cuyo signo político ha sido el fracaso y su destino final será el basurero de la historia. 
Sepan los Pueblos libres del mundo que la República Bolivariana de Venezuela y sus instituciones republicanas harán valer con probidad y determinación la palabra hecha letra y acción de nuestro Padre SIMÓN BOLÍVAR en su Carta de Jamaica del 6 de septiembre de 1815: “El velo se ha rasgado y hemos visto la luz y se nos quiere volver a las tinieblas: se han roto las cadenas; ya hemos sido libres, y nuestros enemigos pretenden de nuevo esclavizarnos”. En ellas expresamos nuestra plena, libre, democrática e independiente determinación de continuar el sendero de transformaciones impulsadas por el genio político del Comandante HUGO CHÁVEZ FRÍAS, dando vida al estado social y democrático, de derecho y justicia consagrado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en pro del bienestar del único y sagrado poder que nos manda y al cual le debemos estricta obediencia: el Poder Constituyente del Pueblo venezolano. 
Ninguna declaración inmoral e ilegal o pretensión injerencista, como la que hoy plantea y exhibe el Parlamento Europeo, derribará el edificio de nuestra Nación, cimentado en valores verdaderamente libres y democráticos, de inclusión social, bien común, libertad, justicia social, amor a la paz y respeto a la autodeterminación de los Pueblos; y tampoco amilanará nuestra disposición plena de seguir allanando los caminos para que seamos los venezolanos en las más amplias libertades y sin tutelaje alguno, menos y anacrónicos y caducos imperios, quienes determinemos nuestro camino en absoluta estabilidad nacional y con una Fuerza Armada Nacional Bolivariana presta y dispuesta a defender y preservar nuestra integridad nacional e institucional. 
Queremos exhortar a los Pueblos libres del mundo, así como a los gobiernos e instituciones democráticas a acompañar los esfuerzos por la estructuración de un orden internacional justo capaz de hacer valer el derecho de los Pueblos, los estados y su autodeterminación, enfrentando estos groseros actos de injerencia, como la reciente, injustificable e inmoral decisión del Parlamento Europeo, que violan abiertamente los postulados del derecho internacional y se constituyen en amenaza directa a la paz regional de América Latina, con consecuencias directas sobre la vida de millones de seres humanos. 
Finalmente, queremos dejar claramente establecido que, como Asamblea Nacional Constituyente fruto del mandato popular, universal, democrático, electoral, directo y secreto; haremos valer el sagrado compromiso de preservar la paz y estabilidad para nuestro Pueblo, enfrentando en todas las formas que nos asista la verdad y el derecho cada grosera injerencia cuyo propósito no es otro que generar un estado de guerra en la República Bolivariana de Venezuela. 
En honor al Pueblo venezolano, al Padre de la Libertad Suramericana SIMÓN BOLÍVAR, y a nuestro guía y faro, el Comandante de todos los tiempos, HUGO CHÁVEZ, nosotros los y las Constituyentes de la Patria lo juramos! 
En Caracas, a los dieciséis días del mes de enero de dos mil veinte. Años 209° de la Independencia, 160° de la Federación y 20° de la Revolución Bolivariana. 
Ultimas Noticias

+58 0412 - 1187107 +58 0291- 2060272

Publicar un comentario

0 Comentarios