Foto: Archivo
Muchas personas lo que más desean es tener un abdomen plano para poderlo lucir, sin embargo la vida ajetreada, los malos hábitos alimenticios y el estrés son factores que diariamente complican la búsqueda de un cuerpo ejercitado y tonificado.
Pero no todo es culpa de la rutina, existen malas costumbres que favorecen el almacenamiento de grasa en el abdomen.
Hay alimentos que te impiden deshacerte de la molesta pancita, y también hay bebidas que te hacen acumular más grasa en el vientre. Si quieres cuidar tu salud y lucir una silueta más estética, te decimos qué debes dejar de beber.
Bebidas con azúcar
Suena obvio, pero hay que repetirlo cuantas veces sea necesario: las bebidas endulzadas con azúcar, fructuosa o edulcorantes engañosos sin calorías son una de las principales razones por las que los rollitos de la cintura y la espalda no se van. Beber azúcar de esta forma hace que el hígado acumule grasa a su alrededor, algo que afecta su funcionamiento e impide la descomposición efectiva del azúcar.
Alcohol
Claro, cuando se acerca el fin de semana, no hay mejor manera de relajarse que tomarse un coctel con los amigos o con la pareja, pero beber alcohol en exceso está directamente relacionado con la acumulación de grasa alrededor de la cintura. Una copa de vez en cuando puede no ser tan nociva si tienes una dieta equilibrada y realizas actividad física, pero emborracharte cada fin de semana y no cuidar tu estilo de vida es el camino seguro hacia la obesidad central.
Jugos de frutas
De nuevo, el exceso es el enemigo de toda dieta saludable. Un jugo natural de fruta puede ser inofensivo si no rebasa los 150 mililitros y si se consume inmediatamente después de haber exprimido o triturado la fruta. Un jugo natural de fruta contiene vitaminas y minerales importantes para la nutrición, pero si lo bebes 30 minutos después de haberlo preparado, estarás consumiendo básicamente azúcar.
Con información de La Opinión
+58 0412 - 1187107 +58 0291- 2060272