Adiferencia de la vez pasada cuando inició la escasez de combustible ocurrida entre los meses de junio y julio donde a los trabajadores del volante le fue permitido una estación de servicio exclusivamente para los transportistas, ahora no ha sido así, lo que ha hecho que deban hacer largas filas en cualquier gasolinera sin ningún tipo de atención preferencial.
Antonio Rojas, quien trabaja en la ruta de transporte 56, manifestó su malestar por tener que perder toda la mañana en una cola para surtir su vehículo, mientras que en la tarde, lo que puede trabajar son unas cuatro horas, lo que genera pérdidas importantes.
“Desde las 7:00 de la mañana estoy haciendo cola, son más de las 12:00 del mediodía y apenas fue que llegó la gandola”, indicó Rojas.
Por su parte Diamilis Gazcón, expresó su dolor por lo que ocurre en el país y a pesar de estar en la fila desde muy temprano, fue cerca de la 1:00pm cuando la gandola comenzó a surtir.
“Me da dolor ver esta situación en mi país, cómo lo han destruido, al desastre al que lo llevaron, esto me provoca mucha indignación que siendo una nación tan rica estemos pasando por esto”, aseveró Gazcón.
Por su parte Francisco Bonalde, quien trabaja como chofer de una ruta extraurbana en el terminal, agregó que las fallas en el suministro del carburante impiden que puedan trabajar normalmente. “Quienes pasan más trabajo son quienes viajan a Bolívar porque allá es peor el problema de gasolina y si vienen, pierden más tiempo”, precisó. //Jefferson Civira 
+58 0412 - 1187107 +58 0291- 2060272