Le advirtieron repetidas veces que no saliera y que se acostara a dormir. La esposa de Edixon Francisco Ramos, desmintió la versión de que el hombre de 32 años apuntó con pistola junto a otros sujetos a los hijos de un Policía municipal y de haber mantenido como rehén a esta familia.
La dama, dijo que el hoy occiso se dirigía a una bodega a buscar unas botellas de licor para continuar la celebración por el cumpleaños de su hijo mayor, un niño de 10 años.
“Mi esposo caminó por la calle equivocada y se consiguió con la muerte”, explicó la viuda, quien prefirió no revelar su identidad.
Desde la morgue contó que “la gente vio cuando el policía le disparó, al parecer, sin son ni ton. Quizás discutieron, aún no sé. Borracho habla mucho disparate, le insistí que no saliera porque estaba muy tomado”.
Pese a que surgieron varias versiones del tiroteo donde falleció Ramos la mañana del domingo, su pareja asegura que éste no estaba vinculado con el hecho, debido a que “él estaba muy tomado y casi no podía mantenerse de pie. Un borracho no hace todo eso que ellos (los policías) dicen”.
La fuente explicó que tras producirse los hechos, comisiones de las FAES llegaron a su vivienda, arrestaron a tres parientes que tenían pocos días de haber llegado de viaje.
“No tienen ni cuarto porque dormían en un colchón en la sala del rancho, ninguno de ellos tiene registro policial para que los estén vinculando con una banda”, aseguró.
Vale destacar que a las 9:30 am se produjo un tiroteo, hay quienes aseguran haber visto correr a dos jóvenes y que al perecer llevaban en sus manos un revólver; dijeron que estos sometieron a la familia de un policía para atracarlos, pero el funcionario les hizo frente originándose los tiros, Edixon cayó muerto a varios metros de distancia del lugar donde según estaban los infantes.  //Omar Padrón
+58 0412 - 1187107 +58 0291- 2060272