Foto:pulzo.com
Un niño de dos años tuvo que ser trasladado a un hospital de emergencia luego que un leopardo mordiera su rostro. El hecho tuvo lugar en Tailandia.
El lugar exacto del lamentable hecho fue en un parque de la paradisiaca isla Ko Samui. El padre manifestó que fueron invitados a tomarse una foto con el felino , recalcó que tuvo que haberse atontado por los flash.
El niño volvió a su país natal, Israel y se está recuperando satisfactoriamente. El zoológico corrió con todos los gastos.

Con información de pulzo.com
Síguenos a través de:
Instagram: @CircuitodelasuerteFM
Youtube:Circuito de la Suerte
Facebook:Circuito de la Suerte
Twitter: @GranCircuitoFM